domingo, febrero 25, 2007

Cartas desde Iwo Jima

A finales de 1944, el general Tadamichi Kuribayashi recibe la orden de hacerse cargo de la defensa de Iwo Jima, la primera isla japonesa en el punto de mira americano. Kuribayashi preparara una intrincada red de tuneles para defender la isla; rodeado de un heterogeneo grupo de soldados y oficiales con sus propios ideales e intereses para la batalla, todos se veran a prueba en el infierno de Iwo Jima.Realizando la pelicula Banderas de nuestros padres, a Clint Eastwood le impresiono la figura del general Kuribayashi, al leer sobre el y tener acceso a sus cartas durante la labor de documetación. En un alarde de ingenio, Eastwood propuso realizar un film complementario a Banderas; el punto de vista japones. El resultado final supera a la original de la que nacio y se ha convertido por evidentes motivos un candidato a los oscars.
En Cartas desde Iwo Jima, tenemos un film sencillo, que ahorra en grandes despligues en el campo de batalla para apostar por los personajes; personajes que dignifican a la satanizada figura del soldado japones (que tampoco nos engañemos, se encontraron entre los combatientes más aguerridos y despiadados del conflicto; pero que como suele suceder, dicho ejercito no estaba exento de soldados cuya mentalidad chocaba con la de sus compatriotas y hombres que destacaron del resto por sus acciones y forma de pensar) y arroja más luz sobre estos hombres que tuvieron la desgracia de luchar en una batalla perdida; si para los americanos Iwo Jima fue un infierno, para los japoneses no tiene nombre el horror al que se enfrentaron, encerrados en los tuneles, sin comunicacion con sus superiores, sin viveres, agua y municiones, a merced de las enfermedades; y una vez comenzada la batalla, a las cargas de demolición y lanzallamas de los marines (fuero no pocos los japoneses que fueron literalmente enterrados vivos, cuando la infanteria americana optaba por sencillamente derruir las entradas de los tuneles). Podemos observar una gran variedad de personajes; los principales; Kuribayashi, un oficial practico e inteligente; cuyo pasado en EE.UU. le habia enseñado más sobre cultura americana que muchos otros fanaticos oficiales. El sabia de la inutilidad de la guerra contra EE.UU., un pais al que respetaba y por el que guardaba simpatias y aun asi, cumplio con su deber defendiendo la isla hasta el final ejemplarmente, y preocupandose por sus hombres antes que sacrificarlos inutilmente. Kuribayashi, esta interpretado con absoluta maestria por Ken Watanabe (inexplicable su ausencia en los Oscars), dandole al personaje toda la carga emotiva, humanista, practica y logica que es Kuribayashi. El Baron Nishi, medalla de oro de equitación (que protagoniza uno de los mejores momentos del film, cuando charla con un herido americano y finalmente lee una carta suya de sus padres, hay uno se da cuenta de que aunque bajo distinta bandera, todos los hombres son iguales). Y finalmente, Saigo, un humilde panadero obligado a servir a la causa, arrastrado a una guerra que le ha sido impuesta, alejado de su familia y que solo desea una cosa, sobrevivir. Y en el otro lado de la balanza tenemos a Hayashi, un oficial dispuesto a luchar contra el demonio yanqui, sacrificando su vida y la de sus hombres en estupidos ataques Banzai, y tambien otros oficiales que prefieren el suicidio al deshonor de la rendición o para no aguantar la vergüenza de haber sido derrotados. Destacaria el interesante punto de vista, donde tenemos a los americanos al otro lado de la linea de fuego, algo inusual y los momentos donde se ve la violencia y sadismo de los hombres, de ambos bandos (donde Eastwood no se corta al mostrar a un marine ejecutar prisioneros por un motivo verdaderamente trivial) compensado por momentos de bondad y humanismo.
La pelicula, en version original gana enteros gracias a los dialogos en japones e ingles. La fotografia estupenda de las claustrofobicas galerias. Aunque larga, el film no abusa de los flashbacks como ocurria en Banderas, lo cual ayuda a la fluidez de la pelicula. Nos muestra el horror de la guerra, un alegato antibelicista que no recurre a falsos sentimientos o burdos maniqueos para lanzar el mensaje; la guerra es un infierno que destroza a los hombres fisica y moralmente y que saca lo peor y lo mejor de cada uno.
Cartas desde Iwo Jima
Letters from Iwo Jima (2006)
Director: Clint Eastwood
Guion: Iris Yamashita y Paul Haggis (basandose en la correspondencia de Tadamichi Kuribayashi)
Interpretes: Ken Watanabe (Tadamichi Kuribayashi), Kazunari Ninomiya (Saigo), Tsuyoshi Ihara (Barón Nishi)
Producción: Dreamworks
Duracion: 140 min
Nacionalidad: EE.UU
9/10

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger Rosenrod said...

Estoy de acuerdo contigo en que esa perspectiva tan cercana, tan humana, es paradójicamente una de las cosas que ayudan a que sea más grande que "Banderas..."

Un saludo!

5:30 p. m.  
Blogger JohnTrent said...

Esta si que tiene buena pinta, al contrario que Banderas de nuestros padres que es mas dudosa. La vision americana ya la espero en DVD, aunque esta me gustaria poder verla en cines un dia de estos, que lo veo dificil.

6:56 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home