martes, febrero 20, 2007

Vlad Tepes

Fuente de inspiración para el vampiro definitivo de Bram Stoker; Vlad Tepes es todo a una leyenda en su Rumania natal. Su autentico nombre era Vlad Draculea; se cree que nació entre noviembre y diciembre de 1431 en Sighisoara (Rumania); hijo de Vlad Dracul, Voivoda (Príncipe) de Valaquia, miembro de la Orden del Dragón, una orden creada para combatir a los otomanos (turcos), en la cual, el joven Vlad Draculea también formo parte con tan solo 5 años. Por lo tanto fue llamado Vlad Draculea; hijo de Dracul (que traducido seria hijo del diablo, puesto que Drac equivalia en rumano a Diablo o Demonio.
En 1444 con tan solo trece años, fue, junto a su hermano Radu, entregado al Sultan por su padre como muestra de lealtad al imperio otomano. Fue allí donde Vlad forjo su carácter, siendo maltratado por sus captores y negandose repetidas veces a convertirse al Islam (algo que si hizo su hermano). Poco a poco, fue fraguando un odio hacia los otomanos, y posiblemente hacia su padre por su abandono y por traicionar a la Orden del Dragón. En 1447, Vlad Dracul y su hijo mayor, Mircea, fueron asesinados por los boyardos (nobles terratenientes eslavos); a Dracul lo apalearon, mientras que a Mircea lo enterraron vivo, posiblemente bajo las ordenes de Iancu de Hunedoara, regente de Hungria. Este asesinato le hizo jurar odio eterno contra los boyardos. Ansiosos de mantener su poder en la zona, los otomanos apoyaron al joven Vlad Draculea para recuperar su trono de Valaquia, cosa que consiguio brevemente en 1448, antes de ser depuesto por Iancu de Hunedoara. Vlad consiguio escapar a Moldavia, donde, en 1451 quedo bajo la protección de su tio Bogdan II, entablando gran amistad con su primo Esteban.
A la muerte de Bogdan (que fue asesinado), Vlad se arriesgo con una habil jugada. Viajo a Hungria, donde sus conocimientos sobre la cultura y politica del Imperio Otomano, convencieron a Iancu de colocarlo como consejero. Con el tiempo, fue propuesto como gobernante de Valaquia por Hungria. En 1456, Hungria invadio Serbia para repeler a los otomanos, mientras que Vlad hizo lo propio en Valaquia. A pesar de la muerte de Iancu de Hunedoara por enfermedad, las campañas fueron un éxito. Vladislav II, regente y protegido de los turcos en Valaquia fue ejecutado en la plaza de Tagorviste y Vlad Draculea fue considerado señor de Valaquia; Vlad III, Voivoda de Valaquia.
Al hacerse con el poder, Vlad comenzo tomando represalias contra los boyardos, que asesinaron a su padre y hermano, y para impedir que pensaran en rebelarse contra él. Hizo empalar a los más viejos, mientras que los jovenes fueron utilizados como mano de obra esclava en la construcción de un nuevo castillo. Vlad III se propuso estabilizar el pais y su reinado; con mano dura y severidad, elimino a adversarios, quito privilegios y poderes a los nobles y boyardos y castigo cruelmente a criminales, traidores y enemigos. Su metodo favorito era la ejecución por empalación, una dolorasa y agonica muerte, donde el reo era traspasado desde el ano o la vagina hasta el hombro derecho por un palo poco afilado. Había una modalidad todavia más dolorosa, en la que se empalaba al condenado a medias, dejando que su propio peso y la gravedad hiciesen el resto del trabajo. Esta afición, le valio el sobre nombre de Vlad Tepes (Vlad el Empalador) Persiguio por Transilvania a los miembros del clan Danesti, aspirantes al trono de Valaquia; en Brasov, empalo a miles de habitantes que apoyaron a su rival Dan II, el cual tambien fue ejecutado en 1460; fue obligado a cavar su propia tumba y a presenciar su funeral poco antes de ser decapitado. E igualmente ataco a aquellas ciudades que se negaron a pagar sus impuestos o comerciar con él. No dudo en transpasar fronteras y atacar ciudades transilvanas, tanto para perseguir enemigos, como para escarmentar a mercaderes.
A finales de 1459, se vislumbraba otra guerra entre el reino hungaro y el imperio otomano, por lo que Vlad dejo de pagar tributos a los turcos y se alio con Matthias Corvinus Rey de Hungria. Esto enojo a los turcos que intentaron deponerlo (según cuenta una historia, cuando las tropas del Sultan arribaron a Valaquia, quedaron horrorizadas por los bosques de empalados que se encontraron, entre las cuales había numerosos prisioneros turcos de campañas anteriores (23.000 ejecutados en total), y regresaron acobardadas a Estambul, con su Sultan, Mehmed II, indispuesto por dantesco espectaculo. Entre 1461 y 1462, realizo atrevidas incursiones cruzando el sur del Danubio y devasto las areas entre Serbia y el Mar Negro, dejando tras de si 20.000 muertos (con un numero significativo de empalados). Finalmente en la primavera de 1462, Mehmed II reunio un gran ejercito e invadio Valaquia. Frente a los 60.000 hombres del Sultan, el Voivoda poco podia hacer con sus poco más de 20.000 soldados, cayendo la capital, Tagorviste, en junio. Vlad se vio obligado a recurrir tacticas guerrilleras, emboscando y atacando por sorpresa a destacamentos enemigos; politica de tierra quemada; envenenando pozos y quemando cultivos e incluso guerra bacteriologica; introduciendo a enfermos de tuberculosis o peste en campamentos turcos. Estas tacticas fueron socavando poco a poco la moral otomana, que tenian que contemplar los cuerpos empalados de sus camaradas según avanzaban. Poco a poco, el invasor fue retirandose (no sin antes dejarse en la campaña más de 15.000 muertos), no sin antes dejar en el trono de Valaquia a Radu, hermano de Vlad y colaborador de los intereses otomanos. Este, apoyado por la nobleza, persiguio a su hermano hasta Transilvania; tratando con Hungria, consiguio que el Rey Mathias Corvinnus tomase preso a Vlad cuando este huyo a Hungria en 1462. Durante su cautiverio, Vlad recibio trato de favor, incluso le fue dada una noble en consorte (su primera esposa había muerto al arrojarse desde el castillo de Poienari, asediado por los turcos en 1462), por lo que se puede presuponer, que cuando ocurrio esto en 1466, su condición de preso era inexistente. Para pasar el tiempo, hizo de encuadernador, recibio la visita de curiosos y torturaba y mataba animalillos empalandolos.
Sin embargo, las inclinaciones pro-otomanas de Radu y de su sucesor en 1473, Basarab, colocado por los turcos, provoco que Hungria apoyase el retorno de Vlad Draculea. Apoyado por su primo Esteban Bathory, Voivoda de Transivlania; Vlad retorno a Valaquia con un ejercito de transilvanos, valacos y moldavos enviados por Esteban III de Moldavia, quien desde 1471 estaba en constante lucha contra los turcos por el control de Valaquia. Esto ocurre en 1475 y pronto Besarab se ve obligado a retirarse a las montañas. En 1476 Vlad había recuperado su trono y comienza a perseguir con fiereza y crueldad a las fuerzas turcas. Sin embargo, tan pronto los aliados de Vlad se retiran, sus enemigos vuelven al ataque, turcos y boyardos, y el Voivoda de Valaquia sale a hacerles frente con su pequeño ejercito. En diciembre de 1476, Vlad III y 200 hombres de su guardia personal moldava, obsequio de Esteban III, son sorprendidos por fuerzas superiores otomanas. A pesar de luchar con valor, no pueden evitar el final, y el cadaver de Vlad es decapitado. Su cabeza, conservada en un tarro con miel, fue enviada a Estambul, para que sus gentes comprobasen que uno de los más sangrientos enemigos, Kazikli Bey, el Príncipe Empalador, había sido derrotado.
Historicamente, la figura de Vlad Draculea es una fuente de controversia, este Voivoda utilizo la violencia y el terror como forma de control, por que nunca fue un gobernante poderoso. Algunos le consideran un claro ejemplo de un sadico y cruel asesino que disfrutaba con el sufrimiento y la muerte, culpable de más de 100.000 empalamientos, y un gran numero de otros castigos, como amputación de pies, manos, genitales, orejas, narices... o sacar los ojos con hierros candentes. Otros señalan, que si bien, fue un hombre cruel, el numero de sus victimas es excesivo. Algunos no lo consideran tan cruel, y señalan que fue un hombre de su tiempo, cuyos castigos no distan mucho de los aplicados por otros reyes y gobernantes; por ejemplo, Mehmed II, durante su campaña en Grecia, degolló a 300 valientes soldados que se habían resistido en una fortaleza y despedazo a sus comandantes; encadeno y torturo hasta la muerte a 6.000 habitantes de la ciudad de Gardiki y mando empalar a todos los varones de dos fortalezas albanesas conquistadas. Sea como fuere, Vlad III es un héroe en Rumania, un gran señor, terror de los turcos y azote de los ladrones.

A lo largo de la historia, en manuscrito, revistas populares y tradiciones orales, nos ha llegado a nuestros días historias y anécdotas de Vlad Draculea. Estos lo reflejan como un gobernante cruel y atroz; con un estricto sentido de la justicia y la moralidad.

La copa de oro.
En la plaza de Tagorviste, Vlad hizo colocar una copa de oro junto a la fuente, para quien quisiera pudiese beber. Por temor al severo castigo, la copa jamas fue robada.
Los emisarios.
A unos mensajeros turcos que se negaron a descubrirse en su presencia (siguiendo su tradición que les impide quitarse el turbante), Vlad los devolvió a Estambul con los turbantes clavados a los cráneos, "para que no volviesen a preocuparse de descubrirse la cabeza".
La amante.
Una de las amantes de Vlad le mintió, declarando que estaba embarazada; esto alegro al Voivoda. Sin embargo, cuando la matrona le dijo que su amante no estaba en cinta, la rajo el vientre, para comprobarlo personalmente.
El comerciante.
Un comerciante extranjero llego a la ciudad. En la primera noche, alguien le robo el carro, que llevaba una bolsa con monedas. Tras las pesquisas, los ladrones fueron capturados (y convenientemente empalados) y al comerciante le fue devuelto el carro y la bolsa, en la que Vlad había metido una moneda más. Cuando el comerciante contó el dinero, le dijo que sobraba una.
- Enhorabuena, eres un hombre honrado – dijo Vlad – de haberte quedado el dinero, te habría empalado junto al resto de ladrones.
Los gitanos.
El Voivoda valaco arresto a los lideres gitanos de sus tierras y los cocino. A sus familias les dio a elegir; o comérselos o servir bajo su bandera en la lucha contra los turcos.
El banquete.
Se cuenta que Vlad era asiduo a comer sabrosos platos mientras contemplaba sus bosques de empalados.
Olores.
Un día, mientras le visitaba, un noble dijo que el hedor de los empalados frente a él, era horroroso. Vlad, lo hizo empalar, una vez agonizaba arriba le dijo.
- ¿Huele mejor allí arriba?
Los dos monjes.
Dos monjes fueron al castillo de Vlad. Cuando este les preguntó qué les parecían los empalamientos, uno de ellos respondió que hacía muy bien en hacerlos pues era una misión divina castigar el crimen, mientras que el otro lo condenó. Uno de los monjes fue empalado y el otro fue recompensado. Según la versión tradicional rumana y la rusa premió al honesto y empaló al que lo alabó. En Alemania se cuenta al reves.
La mujer holgazana.
Vlad se encontró con un hombre trabajando en el campo que parecía falto de mujer por el aspecto de sus ropas. Al preguntarle si no estaba casado éste le dijo que sí. Vlad hizo traer a la mujer y le preguntó qué hacía en sus días, y ésta le dijo que lavar, hacer el pan y coser. Señalando a las ropas de su marido, el Voivoda no la creyó y decidió empalarla a pesar de que el marido afirmaba estar satisfecho con ella. Luego obligó a otra mujer a casarse con este hombre no sin antes amenazarla con el mismo destino si no cuidaba bien del campesino.
Pobres y enfermos.
Se cuenta que harto de la gran cantidad de mendigos, enfermos y gente improductiva en general, Vlad los invito a todos a un gran banquete. Cuando les pregunto que si querian estar asi todos los dias y no preocuparse nunca más del mañana, los pobres respondieron naturalmente que si. Vlad, los encerro y prendio fuego al lugar acabando con todos. Según los rumanos, no eran pobres, sino bandidos.


Fuentes:
http://en.wikipedia.org/wiki/Vlad_III_Dracula
http://en.wikipedia.org/wiki/Battle_of_Vaslui
http://en.wikipedia.org/wiki/The_Night_Attack
Los Dracula; de Ralf-Peter Märtin
Tambien agradecer la colaboracion del compañero Bruno Stachel del foro EGC

Etiquetas: ,

3 Comments:

Anonymous Lombard said...

Saludos.
Conozco a este personaje desde la infancia pero nunca me había interesado en exceso. Sin embargo, últimamente he leido algunas cosas sobre su figura y me gustaría tratar de aportar algo.
Recuerdo la semblanza hecha por un gran aficionado a estos personajes siniestros y cinesta de terror patrio incombustible en la que le mostraba en sus costumbres vampíricas, como un auténtico asesino en serie (aunque no se citara este término).
Otros textos, empezando por esta página, muestran una figura más compleja a la par que menos ilógica en su violencia. Un déspota sanguinario desde luego pero más allá del puro placer. Mas bien un gobernante despiadado en una época y un pais poco propicios a los sentimientos nobles.
El empalamiento era el modo común de ejecución en la Valaquia de la época según he leido. Por otra parte el descuartizamiento en vida se empleó en la Europa ilustrada hasta el XVIII y a principios del XIX aún se aplicaba, aunque los casos que conozco ya sólo a los cadáveres.
Los otomanos deshollaban vivos a los que se les oponían (caso de Marco Bragadino en Famagusta).
No es posible admirar hoy en día a alguien así pero jamás se debe perder de vista una época y sus circunstancias. Difundir una imagen, de vampiro que invita a sus huéspedes a beber de los empalados, no histórica (en su época nadie le acusó de eso, ni sus enemigos más feroces) no ayuda a comprender ni a sacar conclusiones válidas para el presente.
Crear mostruos es legítimo en novelistas pero no en historiadores. Por lo tanto en una época en que al que talaba un árbol sin permiso podían atarle al tocón con sus intestinos una figura como Vlad se contempla desde una visión de su época, alguien que pretendió y consiguió reinar con el terror.
El vampirismo queda para la ficción.

1:23 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

la historia de vlad tepes es muy interesante capas q haga una entrevesta con los guias q se encuentran en el antiguo castillo de dracula o vlad draculea y voy a hacer una investigacion a fondo sobre la historia real no trucha como la q acabo de leer sobre vlad draculea y sobre el castillo q no le pertenece a el si no a la reina maria

10:54 p. m.  
Blogger Adri said...

Hace tiempo lei sobre la orden del dragon a la que segun pertenecian varios personajes historicos , incluyendo a la reina maria si mis fuentes han sido erroneas alguien me lo diga

2:06 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home