sábado, septiembre 29, 2007

La batalla de Platea

Casi siempre que se habla de la batalla de Termopilas, se acaba con la coletilla, quizas para mostrar que el esfuerzo de Leonidas no fue en vano, de la derrota Persa en Platea. Pero, ¿que ocurrio en Platea?
Tras la derrota de la flota persa en Salamina, Jerjes I retorno a Persia, dejando a su cuñado, Mardonio al cargo de la campaña griega. Este, en el 480 a.c. lanzo una intensa campaña diplomatica, buscando la sumisión de los griegos, especialmente los atenienses. Ofrecio gobierno autonomo y privilegios a aquellas polis que aceptasen el vasallaje persa. Sin embargo, los griegos rechazaron las ofertas; expulsarian a los persas o moririan libres. Ante la tozudez de sus enemigos, Mardonio ataco por segunda vez Atenas y por segunda vez, la destruyo. Tras esto, Atenas pidio ayuda a Esparta, y esta, aunque rehacia a sus intereses acepto, sabiendo de las catastroficas consecuencias de una derrota de Atenas o peor aun, una paz con los persas. Asi pues, los griegos reclutaron hombres de todas las regiones para reunir el ejercito más poderoso que nunca hubiesen visto los persas: 10.000 espartanos, 8.000 atenienses, 3.000 de Megara y el resto, 12.700 de otras polis griegas, Tegea, Corintio, Platea, etc... reuniendo casi 39.000 hoplitas a los que hay que sumar 70.000 soldados de infanteria ligera, al mando, Pausanias, regente de Esparta y primo del joven Plistarco, el hijo de Leonidas. Mardonio, por el contrario, tenia apenas 48.000 hombres, de los cuales, 23.000 persas (10.000 de ellos de caballeria), el resto de diversas partes del imperio, a los que hay que señalar, la presencia de 8.000 hoplitas griegos de Tebas, Tracia y Macedonia. (Algunas fuentes afirman que el numero persa era superior, Heterodoto, las cifraba en 300.000, y algunos historiadores creen que llegaron a los 80.000 hombres) Como se ve, los persas eran inferiores en numero, pero Mardonio confiaba en aprovechar su caballeria para desequilibrar la balanza; por el contrario, los griegos no estaban acostumbrados a manejar tropas tan numerosas. Mardonio acantono sus tropas en las cercanias de Platea; en una llanura donde esperaba que su caballeria le diese una ventaja decisiva; mientras que los griegos se establecieron en los bosques frente a los Persas, anulando asi la ventaja de la caballeria. La mitad de la infanteria ligera formaba al centro; espartanos en el flanco derecho y atenienses en el izquierdo; ambos flancos con el resto de la infanteria ligera para equilibrar fuerzas. En un principio, Mardonio envio a pequeños grupos de caballeria a hostigar a los griegos, tanteando la eficacia de la caballeria frente a los hoplitas en los bosques y sobre todo, para atraer a los griegos a campo abierto. El resultado fue desastroso, perdiendo los persas uno de sus generales de caballeria. Paso una semana y ningun ejercito dio un paso adelante, sabeedores de sus desventajas, por lo que los persas envenenaron los pozos de agua que ambos contendientes utilizaban; pero mientras los persas tenian cercas sus bases de suministros y más pozos en retaguardia, los griegos no. A esto se sumaban pequeñas partidas persas que rodearon a los griegos y atacaban las caravanas de suministros. Pausanias, consciente de la gravedad de la situación empezo a retirar su ejercito. Empezando por el centro del frente en mitad de la noche, respaldados por los espartanos; los flancos empezarian la retirada al amanecer. Al percatarse de la maniobra, Mardonio ordeno el ataque; el encabezaria a los persas y a la mitad de la caballeria persiguiendo a las tropas del centro, mientras que sus aliados atacarian a los flancos. Cuando Mardonioo alcanzo a los hoplitas espartanos, estos formaron a falange, prestos a resisitir. Los arqueros lanzaron el primer ataque, pero los disciplinados espartanos aguantaron la lluvia de proyectiles bajo sus escudos y lanzas; le toco el turno a la caballeria, que fue rechazada por la falange y tras el fracaso de esta, la infanteria fue lanzada a la batalla; en el encarnizado enfrentamiento fue muerto Mardonio, lo que provoco la huida de los persas, inferiores en numero y sin opciones de vencer la resistencia espartana. Mientras, el resto del ejercito de Mardonio seguia combatiendo contra los atenienses y el resto de las fuerzas griegas en la llanura. El combate era equilibrado, (tracios y macedonios se estaban tomando un astuto “descanso” que permitiria a 16.000 de estos salir indemnes de la batalla), pero cuando la noticia de la caida de Mardonio llego a oidos de los ejercitos persas, la moral se quebro, provocando la huida. Este seria el golpe definitivo que derrumbo las aspiraciones de Jerjes; los persas, derrotados por mar y ahora por tierra no tenian suficientes efectivos para frenar a los griegos, mayores en numero y con la moral alta, y menos para retomar la ofensiva. El imperio persa no volvio a ser jamas una amenaza para el mundo griego.
Fuentes:
http://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_de_Platea
www.sofiaoriginals.com/abri65platea.htm
www.sofiaoriginals.com/abri67plateay2.htm

Etiquetas:

3 Comments:

Blogger Rosenrod said...

Mira tú: precisamente hoy he vuelto a ver "300", así que esta mención a lo que pasó después (hay una escena al final en la que aparece el inicio de la batalla de Platea) es el perfecto complemento.

Un saludo!

12:18 a. m.  
Blogger Sephiroth XI said...

Muy interesante. Ya me había documentado sobre la batalla de las Termópilas, pero de la de Platea no sabía nada. Ya independientemente de la mitificación de la novela gráfica y la película, es innegable que los espartanos los tenían bien puestos, jajaja.

12:19 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Crítica constructiva: Sería mucho mejor post si lo separaras en párrafos que facilitasen la lectura.

Cuesta infinito leerlo todo del tirón...

Saludos

8:28 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home