lunes, noviembre 27, 2006

El perfume: Historia de un asesino

Jean-Baptiste Grenoullie nacio entre desperdicios de pescado en el oloroso Paris de 1738. Criado en un orfanato y luchando por su supervivencia en un duro mundo, Grenoullie tiene un extraño don, un olfato prodigioso, capaz de rastrear o de separar olores. Su percepcion es tan extrema que su mundo se basa en los olores. Un dia, olfatea a una preciosa joven, cuyo olor le cautiva; sin querer acaba con su vida. Desde ese momento, Grenoullie intentara conseguir el perfume perfecto, aunque para ello tenga que cometer horrendos crimenes.
Adaptación cinematografica del libro de Patrick Süskind, una empresa dificil que ha tenido que esperar a que el alemán Tom Tykwer se atrevisese con el proyecto. En El perfume tenemos la historia compleja y profunda de un peculiar personaje; Jean-Baptiste de Grenoullie, interpretado sobriamente por un desconocido Ben Whishaw; un individuo dotado de un prodigioso, casi magico olfato que cambia totalmente su concepción del mundo. Tras oler un embriagador aroma de una joven, Jean-Baptiste se obsesionara hasta tal punto por capturar ese olor que se vera arrastrado a una vida criminal, sumergiendonos en un asesino más del panorama cinematografico, un asesino con una obsesion que le empuja a matar, pero aqui, no tenemos a alguien obsesionado por la bellaza humana, ni por castigar a hipocritas y falsos, sino capturar su perfume y crear el más maravilloso olor, cueste lo que cueste. Y es algo que Ben Whishaw consigue maravillosamente, con una interpretacion sin sentimientos, como el personaje, excepto por aquel de su incansable y obsesiva busqueda, un personaje tragico, tocado por un don y que tan pronto trae el fortuna a quien convive con él, como la desgracia con su partida. Aunque Whishaw brilla en la pista central de este espectaculo, se ve respaldados por dos secundarios de la talla de Dustin Hoffman y Alan Rickman, mientras que el elenco femenino queda como simple complemento del plan del asesino.
La pelicula, en el aspecto tecnico brilla con luz propia, con un ambiente y unos colores que, como el protagonista, nos invita a abrir nuestras fosas nasales, hasta tal punto de creer que olemos los aromas que cautivan a Grenoullie. Al final, la pelicula da un giro brutal y desconcertante, que roza el surrealismo, pero que marca al personaje conduciendole a su acto final. La pelicula navega con total exito con una habilidad sobrenatural, más propia de un mutante de la Patrulla-X, que de un parisino del siglo XVIII, y aun asi, todas las piezas de este puzzle encajan con un acierto que deja perplejos a quienes han leido el libro. Sin ser fiel, (como es habitual en las adaptaciones de libros), El Perfume, es una pelicula que agradara a los lectores del libro y a los no lectores.
El perfume: Historia de un asesino
Das parfum: Die geschichte eines mörders (2006)
Director: Tom Tykwer
Guión: Andrew Birkin, Bernd Eichinger, basado en el libro de Patrick Süskind
Interpretes: Ben Whishaw (Jean-Baptiste Grenoullie), Dustin Hoffman (Giusseppe Baldini), Alan Rickman (Antoine Richis)
Producción: Constantin Films
Duración: 147 min.
Nacionalidad: Alemania-Francia-España
8/10

Etiquetas:

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

aunq no lei el libro me encanto la ver la pelicula tiene ese algo q hace q lo veas una y otra vez...

12:22 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home